Categoría: Oraciones tiempo pascual

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO 26.05.2024. TRINIDAD. CICLO B.

EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

En el nombre del manantial, del peregrino y de la vivacidad.

En el nombre de la compasión, del humanitarismo y de la unificación.

En el nombre del que sale al encuentro, del que acoge entrañablemente, de la celebración incesante.

En el nombre de la existencia sin fin, de la solidaridad sin fin y de la comunión sin fin.

En el nombre de la presencia silenciosa, la presencia que enseña y de la presencia que susurra sabiduría.

En el nombre de quien siempre incluye, de quien siempre se acerca al diferente y del que ama la diversidad.

En el nombre de la libertad, la alegría y el juego.

En el nombre de la bondad, de la certeza y del encanto.

En el nombre de la inventiva, de la clarividencia y de la genialidad.

En el nombre del cimiento, de la lucidez y de la espera contra toda desesperanza.

En el nombre del que siempre cuida, del que siempre ama y del que siempre vitaliza.

En el nombre de la divinidad fascinante, de lo más humano de lo humano y del que siempre enamora.

En el nombre de lo uno, de lo tangible y de la multiplicidad.

En el nombre lo realmente existente, de lo realmente humano y del devenir de lo que realmente importa.

En el nombre del agua, de la tierra y del viento.

En el nombre de la maternidad, de la bendición y de los vínculos gratificantes.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

carmeloampelio@gmail.com

raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO 19.05.2024. PENTECOSTÉS. CICLO B.

…VEN, ESPÍRITU DIVINO..

Ven, Espíritu Divino.
Ilumínanos en nuestras exploraciones
en estos extraños tiempos que vivimos.

Ven, Espíritu Divino.
Alumbra nuestras mentes
para que encontremos caminos de más verdad y más bien.

Ven, Espíritu Divino.
Brilla sobre nuestros miedos
a la novedad y a la valentía.

Ven, Espíritu Divino.
Resplandece en nuestras presencias
entre tantos y tantos sedientos de luz y paz.

Ven, Espíritu Divino.
Ilustra nuestro corazón
con la sabiduría santa que irradias.

Ven, Espíritu Divino.
Inspíranos las palabras y los gestos oportunos
para generar más y mejor comunión diaria.

Ven, Espíritu Divino.
Oriéntanos entre tanta fealdad gris
que afea la alegría de vivir.

Ven, Espíritu Divino.
Transfigura nuestra mirada
para captar tu presencia en las personas con las que convivimos.

Ven, Espíritu Divino.
Eleva nuestros deseos
para que se inserten en tu voluntad de vida para todos.

Ven, Espíritu Divino.
Descúbrenos los retos que nos plantean
los tiempos de incertidumbre que nos tocan transitar.

Ven, Espíritu Divino.
Que captemos que estás cerca,
muy cerca…

Ven Espíritu Divino.
Que reconozcamos que Cristo
está cerca, muy cerca…

Ven, Espíritu Divino.
Que nos abramos
a la palabra viva del Evangelio.

Ven, Espíritu Divino.
Haznos comadronas del reino.
Ven, Espíritu Divino.
Humanízanos.
Deifícanos.
Sálvanos.

carmeloampelio@gmail.com

raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO 12.05.2024. DOMINGO 7 DE PASCUA. ASCENSIÓN. CICLO B.

…PROCLAMAD EL EVANGELIO.

Señor, irradiar amor.
Humilde y sinceramente.
Irradiar amor que tanta falta hace
en estos tiempos de soledad,
de recelos,
de tanta herida emocional
con tanta dificultad para ser curada.
Señor, irradiar amor.
Irradiar compañía.
Irradiar capacidad de acogida.
Irradiar escucha entrañable.

Señor, irradiar fe.
Con autenticidad y con valentía.
Irradiar fe en la capacidad de amar del ser humano,
capacidad inserta en ti,
en tu poder,
en tu presencia, en tu amor.
Señor, irradiar fe.
Irradiar la convicción de que ya ha empezado la salvación.
Irradiar la certeza de que tu amor nunca nos dejará solos.
Irradiar la seguridad de que tus palabras son palabras de vida eterna.

Señor, irradiar esperanza.
Con inteligencia y con abnegación.
Irradiar esperanza de que ningún gesto de amor y de fe será en vano,
irradiar esperanza en que llevarás razón definitivamente,
misteriosamente,
amorosamente.
Señor, irradiar esperanza que nos haga sonreír ante la vida,
pase lo que pase,
nos pase lo que nos pase.

Señor, irradiar la serenidad del silencio orante,
irradiar la capacidad de poder estar en tu presencia,
irradiar la sensibilidad religiosa que nos hace crecer
en santidad,
en profecía,
en comunión.
Señor, irradiar la sensibilidad religiosa
que nos enriquece en las mejores cualidades humanas,
que nos eleva de los lodos del egocentrismo,
que nos transfigura en seres que mejoran el mundo por donde pasan.

Señor, irradiar perdón.
Irradiar perdón que libera,
perdón que regenera,
perdón que nos reconcilia
con lo mejor del ser humano:
la capacidad de comunión,
la capacidad de cuidar la vida,
la capacidad de ser instrumentos del reino de Dios.
Señor, irradiar perdón
como tú nos perdonas…
tantas y tantas veces somos
como la adúltera,
como el ciego,
como el hijo pródigo.
Señor, irradiar misericordia,
tu misericordia inagotable
que atraviesa los siglos,
que nos restaura en nuestras fragilidades
que nos reconforta en nuestros peores momentos.

Señor, irradiar hambre y sed de justicia.
Irradiar esa indignación ética,
esa indignación profética,
esa indignación que surge de las entrañas profundamente humanas
golpeadas por el daño evitable
que algunos seres humanos nos provocamos unos a otros.
Señor, irradiar la pasión por el reino,
la pasión por tu deseo de que todos tengan vida y vida en abundancia,
la pasión por los más vulnerables y vulnerados de la tierra.

Señor, irradiarte.
Señor, hacerte presente.
Señor, santificar el mundo.

Amén.
Aleluya.
Aleluya.
Aleluya.

carmeloampelio@gmail.com

raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO 05.05.2024. DOMINGO 6 DE PASCUA. CICLO B.

…PERMANECED EN MI AMOR

Señor Jesús, tu amor, lo primero.
No nos perderemos entre tanto ruido.
En el silencio consciente, nos orientas con fidelidad.

Señor Jesús, amor incondicional.
No nos acabaremos y ya está.
En el silencio contemplativo, intuimos la vida en plenitud que nos ofreces.

Señor Jesús, emerges en lo mejor de nosotros.
No zozobraremos en las adversidades.
En el silencio consciente, sabemos de tu fuerza misteriosa y fascinante.

Señor Jesús, misterio del amor sobre todo amor.
No nos sentiremos fracasados nunca.
En el silencio contemplativo, nos sentimos impulsados por tu santa plenitud.

Señor Jesús, nos das la fuerza para amar a los demás.
No huiremos de nosotros mismos.
En el silencio consciente, enraizamos en ti nuestra identidad respiración a respiración.

Señor Jesús, no nos sentiremos vacíos nunca
porque permanecemos en ti
en la contemplación de lo que vivimos día a día.

Señor Jesús, no nos sentiremos náufragos en ningún momento
porque nos mantenemos en ti
en el reconocimiento de tu presencia en lo que vivimos como creyentes
que siguen aprendiendo a ser creyentes.

Señor Jesús, no nos sentiremos nunca desconcertados
porque nos alimentamos de ti
al aceptar tu misericordia en lo que vivimos en estos extraños tiempos.

Señor Jesús, no nos sentiremos defraudados por los golpes de la vida
porque nos orientas tú
al escuchar tus palabras de vida eterna que atraviesan toda la realidad.

Señor Jesús, no nos sentiremos estafados por lo que nos pasa
porque tú eres nuestro refugio
al tomar conciencia de tu poder de salvación para toda la humanidad.

Señor Jesús, más allá de la moral,
nos amas con tu amor sobre todo amor.

Señor Jesús, más allá de toda legislación,
nos regalas infinitas posibilidades de nacer y renacer de nuevo.

Señor Jesús, más allá de toda doctrina
eres la verdad de cualquier certeza que lleguemos a vislumbrar.

Señor Jesús, más allá de toda etiqueta
eres quien hace que seamos hermanos unos de otros.

Señor Jesús, más allá de cualquier ritual,
Tú, presente,
en nuestro silencio íntimo,
contemplativo,
sosiegas,
colmas,
sanas
nuestras heridas
de soledad,
de amor,
de avidez aciaga.

Señor Jesús, formas parte de nuestra existencia.
Señor Jesús, tendemos a la comunión contigo.
Señor Jesús, nos impeles a horizontes inimaginables.
Señor Jesús, nos abres a experiencias inagotables.
Señor Jesús, nos cuidas como nadie nos puede cuidar.

Señor Jesús, nos fundamentas.
Señor Jesús, nos posibilitas.
Señor Jesús, nos inspiras.
Señor Jesús, nos impulsas.
Señor Jesús, nos das lo que pides.

Señor Jesús, don sobre todo don
Señor Jesús, misterio de amor
Señor Jesús,
en nuestros deseos,
en nuestras palabras,
en nuestras manos.

Señor Jesús, presencia que recrea.
Señor Jesús, presencia que enamora.
Señor Jesús, presencia que vivifica.

Señor Jesús, el resucitado.

Amén.

Aleluya.
Aleluya.
Aleluya.

carmeloampelio@gmail.com

raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO 28.04.2024. DOMINGO 5 DE PASCUA. CICLO B.

…VOSOTROS SOIS LOS SARMIENTOS

Señor, que seamos de verdad
tus sarmientos,
sarmientos del Reino,
sarmientos del Espíritu,
sarmientos de santidad
profundamente humana.
… profundamente humana,
como tú, Señor,
como tú.

Que seamos la alegría de la vida
de quienes nos rodean.
Que seamos vino de alta calidad
para la fraternidad diaria.
Que seamos síntoma de esperanza auténtica y fecunda
ante tanta y tanta frustración cotidiana,
ante tanta y tanta mala leche cotidiana,
ante tanta y tanta paparrucha cotidiana.

Que estemos presentes con misericordia
frente a las personas que tenemos delante.
Que estemos disponibles
para la escucha, la acogida y el abrazo fraterno.
Que estemos abiertos a lo mejor de los demás,
lo mejor de los demás siempre presente,
lo mejor de los demás siempre sorprendente,
lo mejor de los demás siempre enriquecedor.

Que abramos nuestra sensibilidad
a la profunda comunión
en la que estamos insertos todos los vivientes.
Que abramos nuestros ojos
a la bondad que habita
en lo mejor de cada ser humano cercano.
Que abramos nuestros bolsillos
a las necesidades reales
de los necesitados de nuestras ciudades.

Que cuidemos nuestras palabras
para que hagan crecer en humanidad
los ambientes donde estemos.
Que cuidemos la amabilidad
hacia nosotros mismos
y hacia los demás
constantemente.
Que cuidemos nuestro compromiso activo
por la paz,
la solidaridad
y la fraternidad humana.

Que seamos presencias de amor incondicional,
a pesar de nuestras limitaciones.
Que seamos presencias que promueven la paz y la justicia,
a pesar de nuestras inconsistencias.
Que seamos presencias que avivemos sin descanso la alegría de vivir,
a pesar de las sombras de nuestra biografía.

Señor, que seamos comprensión más allá de las palabras.
Señor, que seamos sonrisa auténtica y serena.
Seño, que seamos ejemplo de gratuidad
porque hemos purificado de verdad
nuestra mente,
nuestro corazón,
nuestra fe.

Amén.

Aleluya,
Aleluya.
Aleluya.

carmeloampelio@gmail.com

raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO 21.04.2024. DOMINGO 4 DE PASCUA. CICLO B.

NINGÚN OTRO NOS PUEDE SALVAR

Señor Jesús, muchas veces parece que huimos de nosotros mismos.
Huimos de nuestros miedos.
Pero nos habitan dentro, como sombras ásperas.
Y sentimos que nunca nos abandonarán.
¡Sálvanos, sálvanos, Señor!
¡Danos una nueva inocencia!

Señor Jesús, tantas veces parece que somos como fugitivos sedientos, desorientados, temerosos.
Vivimos temerosos, como perros perdidos sin collar entre las insidias de la gran ciudad.
Renegamos, escépticos, de los dones que la vida nos regala día a día.
¡Sálvanos, sálvanos, Señor!
¡Danos luz para vivir lo mejor de la vida!

Señor Jesús, nos sentimos tantas y tantas veces tensionados, fatigados, muy cansados.
Nos rodean tantas mentiras, tantas imposturas, tantas patrañas.
Nos agitamos como bolsas de plástico en el vendaval de paparruchas de lo cotidiano.
¡Sálvanos, sálvanos, Señor!
¡Que cuidemos, humildemente, la verdad y el bien de las personas!

Señor Jesús,
que descubramos
tus ángeles de paz,
tus ángeles de comunión,
tus ángeles de serenidad
que nos orienten aún más en la vida
para acercarnos a ti,
para estar en comunión contigo,
para unirnos a ti.

Señor Jesús,
que nos descentremos más para enfocarnos en lo que de verdad importa:
la dignidad de todos los seres humanos.
Señor Jesús,
que nos entreguemos más a lo que de verdad importa:
la santidad y la justicia del Reino de Dios.
Señor Jesús, que nos silenciemos más para escuchar con el corazón las palabras esenciales:
¡Paz a vosotros!
¡No tengáis miedo!
¡Sois hijos de Dios!

Señor Jesús,
el resucitado,
ningún otro nos puede salvar.

Amén.
Aleluya.
Aleluya.
Aleluya.

carmeloampelio@gmail.com

raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO. CICLO A. ASCENSIÓN. 21.05.2023

Señor Jesús, ¿qué has visto en nosotros para que nos llames a colaborar en tu misión?

Somos demasiado normales,
demasiado hijos de nuestro tiempo:
las flaquezas se transparentan en nuestros rostros,
a diario nos sentimos bloqueados por nuestras limitaciones y nuestros miedos.
Somos medianillos que chapoteamos como podemos en nuestra vida.

Señor Jesús, ¿Cómo darte las gracias por llamarnos?
Es la mejor noticia que hemos tenido en nuestra vida.
Sabemos que tu presencia es lo que hace que podamos ser significantes en la vida de los demás.
¡Qué inmenso regalo el sentirnos colaboradores de las fuerzas de salvación
que dan esperanza en este maltrecho mundo!

Señor Jesús, que no nos olvidemos que eres
lo más íntimo de nuestro corazón,
lo más fuerte de nuestras fuerzas,
la fortaleza de nuestra más íntima convicción.

Si fuéramos monjes, diríamos que Tú eres nuestro monasterio.
Pero somos cristianos en medio de las turbulencias de nuestro tiempo.
Llena de tu amor los detalles de nuestra normalidad cotidiana.
Llena de amor todas y cada una de las relaciones con las que transcurren nuestros días.
Llena de amor todas las palabras que pronunciemos:
que salgan de un corazón sanado por Ti.

Señor Jesús: sabemos que Tú eres la vida de nuestra vida,
la palabra de nuestra palabra,
el testimonio de nuestro testimonio.

Queremos seguir contigo.
¿A quién acudir si no es a Ti?

Señor Jesús: Impúlsanos aún más.
Que seamos más compasivos,
que seamos más fraternales,
que seamos más solidarios.

Señor Jesús:
que no tengamos miedo a sembrar y a proponer lo que realmente hace falta:
austeridad inteligente en la construcción de nuestros hogares y nuestras asociaciones,
sobriedad compartida en todos nuestros proyectos,
inteligencia compasiva en todas nuestras acciones.

Señor Jesús: que no nos alejemos del corazón del mundo
que deseamos que sea nuestro corazón,
un corazón habitado por Ti,
Salvador del mundo.

Señor Jesús: Somos hombres y mujeres de este mundo,
camino de la salvación,
misteriosa,
total,
vital
que has iniciado
en toda la realidad,
en todas las criaturas,
en todo lo que alienta vida.
Amén.

carmeloampelio@gmail.com

https://raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO. CICLO A. VI DOMINGO DE PASCUA.14.05.2023

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
somos como huérfanos,
perdidos en medio de ruinas.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
vivimos egocentrados,
creyéndonos muy importantes.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
nos dominan las ciegas energías
de la materia,
de la vida,
de la sociedad,
de la cultura.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
vivimos ávidos,
sedientos,
sin paz.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
nos resignamos
a que nos defina
la sinrazón,
lo absurdo,
lo trágico

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
somos poco más que biología
que malvive, asustada,
en la lucha del más fuerte.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
sólo irradiamos
nuestras mediocridades,
nuestros vacíos,
nuestra triste hoguera de las vanidades.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
somos ecos de palabras viejas dogmáticas
insignificantes,
mágicas,
que buscan sólo su mantenimiento.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
creemos muchas tonterías,
hacemos muchas tonterías,
proponemos muchas tonterías.

¡Ven Espíritu Divino!

Sin ti, Espíritu,
somos mundo,
somos luchas de poder,
somos grotescos personajes
de extrañas conductas.

¡Ven Espíritu Divino!

Ven, multiplica nuestra capacidad de compasión.
Ven, fomenta lo mejor de nuestros corazones.
Ven, haznos más auténticamente humanos.

¡Ven Espíritu Divino!

Santifícanos.
Cristifícanos.
Santifícanos.

carmeloampelio@gmail.com

https://raspasdefuego.blogspot.com/

ORACIÓN INSPIRADA EN LAS LECTURAS DEL DOMINGO,CICLO A. V DOMINGO DE PASCUA 07.05.2023

Señor Jesús,
camino, verdad y vida.

Señor Jesús,
bálsamo, luz, esperanza.

Señor Jesús,
abrazo de los abrazos,
alegría de las alegrías,
ánimo de los mejores ánimos.

Señor Jesús,
Agua de Vida,
Pan de Vida,
Presencia de Vida.

Señor Jesús,
amanecer,
asombro,
autenticidad.

Señor Jesús,
bienaventuranza,
llamada,
resurrección.

Señor Jesús,
unidad,
multiplicidad amorosa,
fraternidad incluyente.

Señor Jesús,
aliento de los corazones heridos,
aliento de los corazones sanados,
aliento de los corazones santos.

Señor Jesús,
asombro de un amor,
asombro de una fraternidad,
asombro de una esperanza sin fin.

Señor Jesús,
contigo somos uno con la humanidad,
contigo somos uno con la vida,
contigo somos uno con la realidad.

Señor Jesús,
contigo superamos la densa oscuridad del sufrimiento,
contigo superamos la incierta suerte en estos tiempos extraños,
contigo superamos tanta y tanta contradicción en las que vivimos.

Señor Jesús,
contigo vamos más allá del miedo animal que nos habita,
contigo vamos más allá de cualquier desdicha fortuita,
contigo vamos más allá de cualquier maldita desesperanza.

Señor Jesús,
sostienes la médula de la realidad,
sostienes la esencia de la humanidad,
sostienes el latir de la humanidad

Señor Jesús,
salvación,
santidad,
vida
por los siglos de los siglos.

Amén,
Aleluya.
Aleluya.
Aleluya.

carmeloampelio@gmail.com

https://raspasdefuego.blogspot.com/